viernes, 13 de febrero de 2015

Comparte El Gato Japonés De La Suerte



Historia del gato chino de la suerte:
Existen varias historias acerca del gato chino de la suerte.
La historia más popular cuenta que durante el siglo XVII en Japón 
había un templo con pocos recursos económicos y el monje que vivía 
en él era muy pobre. Sin embargo, compartía con una gata la poca comida que tenía.
Un día, un señor feudal fue a cazar al bosque cercano al templo cuando, 
de repente, empezó a llover. Para protegerse de la tormenta, 
decidió cobijarse bajo un árbol que estaba en las afueras del templo. 
Fué entonces cuando vio a una gata que le hacía señas 
con una pata para que se acercase al templo.
El hombre decidió acercarse al templo. Acto seguido sobre el árbol 
en el que se había refugiado cayó un rayo. 
El señor feudal decidió pagar la reparación del templo y 
se aseguró de que el monje y su gata no volviesen a pasar hambre.
Tras la muerte de la gata, se creó el símbolo del Maneki Neko para honrarla.


Mitos sobre la suerte
Dependiendo de la pata que levanten, el gato chino de la suerte 
tiene un milenario poder distinto:

Si es la pata derecha, sirve para traer dinero y fortuna.
Si es la pata izquierda, sirve para atraer visitas.
Si son las dos patas, sirve como protección para tu vivienda o negocio.
También el color de los Maneki Neko influye en su místico poder:

Blanco, naranja y negro: es el color de la gata original y uno de los más famosos. 
Sirve para dar suerte a los viajeros.
Dorado o plateado: es otro de los más utilizados, 
sirve para atraer fortuna a los negocios.
Rojo: ahuyenta a los malos espíritus y da suerte en el amor.
Amarillo: sirve para mejorar tu economía.
Verde: atrae salud a tus allegados.
Azul: ayuda a cumplir tus sueños.
Rosa: ayuda a encontrar a la persona de tu vida para casarte.
Negro: aleja la mala suerte.
Blanco: atrae cosas buenas para tu vida.

1 comentario: