martes, 10 de junio de 2014

Remedios Caseros Para El Hogar




Aquí les dejo unos trucos caseros económicos, y muy fáciles
de realizar con productos que solemos tener siempre a mano
y al alcance de cualquier bolsillo.

-Cuchillos oxidado
 Las manchas de óxido que suelen aparecer 
 en los cuchillos desaparecen como por arte 
 de magia si las frotas con un trozo de corcho 
 impregnado en detergente en polvo. 
 Tus cuchillos quedarán relucientes

-Quitar grasa de las botellas
 El truco consiste en verter dentro del objeto 
 que queramos lavar posos de café y agua caliente, 
 agitar durante unos segundos, aclarar y realizar 
 la misma operación pero con zumo/jugo de limón 
 y agua caliente. Quedará como el primer día.


-Zapatos que destiñen o aprietan
 Destiñen:
 Hay algunos zapatos de piel que destiñen y 
 acaban manchando las medias o los pies. 
 Para evitarlo rocía el interior del zapato 
 con laca de pelo en spray y déjalos secar.

-Ablandar los zapatos nuevos:
 Para evitar que el calzado nuevo nos apriete 
 debemos hacer un par de bolas grandes de papel 
 de periódico, empaparlas en alcohol e introducirlas 
 durante toda la noche en la punta del zapato. 
 Por la mañana estarán perfectos, 
 no te molestarán y podrás usarlos sin problemas.

-Manchas de óxido en la ropa
 Cuando hay manchas de óxido sobre la ropa, 
 agrega algunas gotas de limón sobre la mancha
 y pon la prenda al sol. Verás cómo desaparecen.

-Quitar sangre de la ropa
 Para sacar la sangre de la ropa, usa algodón con 
 un poco de agua oxigenada y limpia la zona manchada 
 con sangre y si es bastante sangre 
 echar directamente el agua oxigenada 
 a la ropa y limpiar con algodón.

-Quitar olor al cubo de la basura
 Si el bote de la basura está dentro de la cocina por falta 
 de espacio, un remedio casero para que no huela mal 
 la cocina es poner hasta abajo del bote de basura 
 una capa de arena para gatos ya que absorberá el mal olor.

-Comida muy salada
 Si la comida queda muy salada, pongan 
 una papa pelada y cruda dentro de la cacerola 
 ya que se encargará de absorber la sal 
 del platillo antes de servirlo.

-Quitar manchas de aceite
 Si cae aceite en una camisa, una corbata o 
 cualquier otro tipo de tela, el poner sal sobre 
 la mancha hará que se absorba la grasa y salga 
 la mancha fácilmente.

-Limpiar cristales o espejos
El vinagre con agua es un remedio casero 
que las ayudará a tener los vidrios y los espejos 
de la casa perfectos y relucientes.

-Quitar chicle: 
 Para quitar un chicle del pelo, 
 frota el mechón con aceite solar

-Pelar huevos cocidos: 
  Echa sal en el agua cuando cuezas huevos, 
  resultará más fácil pelarlos. 

-La mejor manera de limpiar el horno de la cocina 
 es espolvoreándolo con sal  cuando todavía está caliente. 
 Si, por casualidad, dentro del horno se ha derramado algo, 
 en ese momento se debe echar la sal.  Se espera a que 
 se enfríe y después se quita los residuos con una esponja.

-La cubertería quedará luminosa si una vez por semana 
 se introduce en una olla de agua hirviendo con detergente. 
 Se debe dejar dos minutos y luego se enjuaga, pero es 
 importante no meter cubiertos con mango de madera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario